Innovación: Ideas puestas a trabajar

Publicado por

Habitualmente encontramos en aquellas empresas preocupadas por los temas de innovación, una clara disposición a establecer en su interior, procesos que arrojen como resultados, nuevas ideas.

El problema se transforma entonces en cómo estimular la creatividad. Se ponen en práctica luego, una serie de metodologías, más o menos efectivas, para el fomento o desarrollo de propuestas creativas. Entre ellas, buzones de ideas, brainstormings por áreas de trabajo, talleres de creatividad aplicada, mapas mentales, etc.

La empresa en su conjunto se aboca a la búsqueda de nuevas ideas y en el mejor de los casos, la NUEVA GRAN IDEA que resuelva todos (o casi todos) los problemas que dieron origen a este proceso.

Se produce entonces una gran presión para la generación de estas nuevas ideas y se olvida que además de ideas novedosas y/o ingeniosas, para el desarrollo de una innovación, se requiere también crear las condiciones o generar las capacidades que nos permitan llegar a implementar o poner en práctica esas nuevas ideas.

Las ideas por si solas no generan una innovación, si no se desarrollan a su vez, las capacidades de llevarlas a la acción o implementarlas en un mercado.

Este esfuerzo, de por sí bastante más riguroso y menos lúdico que la generación de ideas, es indispensable para que, luego de un exhaustivo proceso de validación e iteración, una de ellas, no necesariamente la que parecía inicialmente la mejor, pueda llevarse a cabo.

Se requiere establecer claras responsabilidades para quienes estarán a cargo de la gestión asociada al desarrollo e implementación de la idea, además de realizar las correctas estimaciones de los recursos necesarios para poder llevarlas a cabo y por último, generar una cultura organizacional que sea compatible con un proceso que muchas veces puede resultar fallido y que sólo en su continua ejecución y consecuente aprendizaje, podrá arrojar en último término una innovación que puesta en el mercado se transforme en una solución atractiva para potenciales consumidores. Ya que finalmente, al decir de Vijay Govindarajan, autor de “The other side of innovation: Solving The Execution Challenge” una innovación no es sino, convertir una idea, en un negocio exitoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s